jueves, 15 de septiembre de 2016

Mi viaje a Polonia

¿Cómo han ido esas vacaciones? Quince de septiembre y toca comenzar con una nueva temporada en el blog. ¡¡¡Y por fin ha bajado las temperaturas!!! aunque hoy no traigo receta se agradece poder encender el horno sin morir.

Si me seguís por Instagram os habréis dado cuenta que he estado de vacaciones en Polonia. ¡SIII! ¡he salido al extranjero y he montado en avión! que p*** cague, de verdad la sensación del avión no digo que sea mala, pero sí que podían explicar los puñeteros ruiditos que hacen, que si que serán todo los normales que queráis ¡pero oír unas pequeñas explosiones bajo tus pies sin saber que cojones es, lo primero que piensas es que la rueda del avión a estallado! Luego ves que los pasajeros no han entrado en pánico ni gritan como tu y buscas una explicación más sensata.


Bueno, no pretendo haceros un tour de Polonia porque sinceramente no soy experta en viajes, pero si que me gustaría contaros algunas cosas que me hubieran servido antes de ir, por lo menos para no romperme la cabeza. Además sabéis que mi chico es Polaco y fui a casa de familiares así que en cuanto a restaurantes y hoteles no puedo contar mucho. Pero creo que eso lo hace más interesante, ir a un país y conocerlo desde dentro.


Me aloje en una de las casa de los abuelos, en Urzejowice, un pueblecito de unos 1700 habitantes, cerca de la ciudad de Rzeszów. Solo puedo decir verde. Casas bajas, individuales y cada una con su jardín. Allí si no tienes jardín es porque vives en un edificio, que por cierto no hay, a no ser que te vayas a alguna ciudad.
Campos de sembrado muchísimos pero aquí donde las lindes son secarrales (sé que por el norte no es así) allí es verde y más verde. Ibas por la carretera y veías árboles y entre los arboles casas, hay sabias que entrabas a un pueblo ¡o incluso en Cracovia!, precioso si os gusta la naturaleza, es más si os gusta os recomiendo que vayáis con un coche y os perdáis por los pueblos. Acabaréis en medio de alguna montaña sin daros cuenta.

Patos, gallina y gatos por doquier                                                                                                         El palacete de Urzejowice
El lago cerca de la casa de los abuelos                                                                                            Vistas desde el pueblo Przeworsk

El tiempo
Lo básico en Polonia a primeros de agosto es todo, me dijeron que por las noches hacia mucho frió y que podría llover bastante. Mentirosos. De los 12 días que estuvimos solo llovió 2 días, ¡un calor! con deciros que me perseguían con antorchas diciendo fuera española no queremos tus mierdas de olas de calor. Ahora enserio, por el día hace calor, no como aquí, allí es difícil que pase de los 32º y normalmente no pasa de los 29, y por la noche refresca, pero refresca para una chaqueta como mucho. Cuando llueve si que bajan bastante las temperaturas, es como estar en otoño y por la noche con sudadera y varias mantas, pero es una temperatura muy cómoda.
Chubasquero imprescindible que cuando llueve, llueve.

Comida
Por la comida no os preocupéis. Es barata, o por lo menos lo esencial, si queréis algo de marca es un poco más caro pero segurísimo que es más barato que aquí. Utilizan el Zloty, 1 euro son 4.25 Sloty (cuando yo fui). Desde aquí y ahora os digo que os explotará la cabeza porque tendréis la sensación de gasta un monto. Un día fui al Mcdonals y por dos menús me cobraron 40 Zloty. Tardas segundo en darte cuenta de que en realidad por dos menús has pagado menos de 10 euros, pero mis caras tenían que ser un poema.
Si queréis probar su gastronomía pediros Pierogi, es el plato estrella, es como la paella aquí. Tienen forma de empanadillas pero la masa es pasta y pueden estar rellenos de carne, verduras, cerezas... Se cuecen y se sirven con mantequilla caliente. Buenísimos. Los he probado en un restaurante pero tengo que decir que como los de la tía Ela ningunos.

Otros de sus platos es el Golabki, bolas de carne con arroz y ingredientes al gusto que se envuelve en una hoja de col, todo ello se cuece con salsa de tomate. Por su puesto en cada casa lo harán a su manera. Estos dos platos son los que más me gustan, están buenísimos y recomendadísimos. Si queréis algo más fuerte probar su embutido, es embutido ahumado, está bueno pero para mí tiene un sabor bastante fuerte. Otro plato es el Barszcz biały que es una sopa que se hace con costilla ahumada y se le echa salchichas. Es un sabor muy fuerte. Si miráis en Internet encontrareis muchísimos más platos pero estos son los más conocidos.
Tampoco os perdáis los Zapikanka, son como los paninis, los verás por todos los lados.

En postres, en tartas no esperéis mucho chocolate. La mayoría son con fruta fresca (allí hay muchísimas frambuesas, grosella...). Vayas a la casa que vayas siempre van a tener un trozo de tarta esperándote, sobre todo tendrán Szarlotka, es una tarta de manzana con tres capas diferente, masa abizcochada, manzana y crumble (No dejo de pensar cuando fuimos a casa de otra de sus tías que tenía está tarta recién sacada del horno, creo que mataría por un trozo de aquella tarta).También lo hacen con diferentes frutas y hay quien les echa queso. Otro dulce que me dejo boquiabierta es el Makowiec, masa parecida a un Brioche relleno de ¡semillas de amapolas! Muy curioso, pero no supera al Szarlotka.

Arriba Szarlotka pero con crema en vez de manzana y abajo Makowiec
Tuve la suerte de poder ver un festival en Przeworsk, El festival del pan. Es un festival donde van todas las comarcas de alrededor y llevan sus dulces más típicos. ¿Lo mejor? que después de presentarse a un concurso (ponen todo muy bonito) ¡¡¡puedes comer todo lo que quieras!!! ¡¡¡y gratis!!

En cuanto a las bebidas tenéis que tener en cuenta un dato, sobre todo en el agua. Cuando vayáis a comprar agua mirar muy bien porque beben mucha agua con gas. Vamos que agua normal poco, así que mirar bien las etiquetas. Normalmente no hay casa que no tenga agua con gas y una botella de zumo concentrado. Se vierte un poco de zumo concentrado y se llena con agua con gas. El zumo concentrado también se puede echar en el té, otra bebida que se consume muchísimo, con deciros que en los hoteles suelen tener teteras eléctricas en las habitaciones.
Por supuesto no os podéis ir sin antes probar los Timbark. Es como la Fanta, está en todo los sitios, en todas las fiestas y están buenísimos, si tenéis alguna tienda polaca cerca seguro que lo venden. Diría que está entre un refresco y agua de sabores. Tienen muchos sabores pero el tradicional es el de manzana con menta. Los hay de maca blanca, pero sea el que sea probarlos, os engancharéis.

Turismo
Aunque el plan inicial del viaje era conocer a la familia de K, no podía perder la ocasión de ver algo más de Polonia. Hay muchísimas Iglesias, preciosas, parques que dentro tienen pequeños museos, palacetes, palacios, castillos incluso cementerios... En Rzeszów hay una enorme bodega debajo de la plaza del pueblo donde pasaban alcohol de contrabando, una pasada, pero no vayáis los lunes que cierran.

Iglesia de madera en unos de los pueblos cercanos y cementerio antiguo de Rzeszów 
Tampoco podía pasar la oportunidad de ver Cracovia y por supuesto Auschwitz. Aunque estuviera a más de dos horas de camino, creo que si estas en un país tienes que ver todo lo que puedas. Y es aquí donde creo que os podré ayudar.

Antes de ir mire los horarios de Auschwitz y los precios, pero no encontré nada, justo esos días estaba cerrado porque tenían una exposición en Varsovia, así que sinceramente no sabía ni siquiera si iba a poder ir, pero decidimos que una vez llegados a Polonia llamaríamos desde allí. Pero nada, no cogían el teléfono, desde su web principal no daban la opción de comprar entradas y si nos metíamos en otras páginas los precios eran muy caros, 40-50 euros, así que decidimos  ir y si podíamos pasar bien y si no pues otra vez seria. Fuimos un martes y a las 12 ya estábamos allí,

La entrada es completamente gratis, si como lo oís, a no ser que queráis ir con guía, ahí hay que pagar. Nada más llegar a Auschwitz I, tenéis que buscar un punto de información, y decir que queréis entrar y ellos os darán las entras con un horario. A nosotros nos tocó a las 16.20 y creo que la mayoría de los horarios son por la tarde. Os recomiendo que vayáis pronto porque la entradas se agotan bastante rápido. También os dirán donde se coge el autobús para visitar el campo de concentración Auschwitz II, un autobús gratuito que pasa cada 10 minutos. Aquí no se necesita entrada. En ambos sitios, una vez dentro podéis estar todo el tiempo que queráis hasta el cierre.

Por cierto, en Auschwitz I no dejan pasar bolsos o mochilas más grandes que una hoja de papel y en algunos lados no dejan hacer fotos. Tenerlo en cuenta que es un incordio volver al coche.
 
Panorámica de Auschwitz II o Auschwitz-Birkenau
Auschwitz I
¿Os recomendaría ir con guía o sin guía? yo fui sin guía y me entere de todo, en la entradas venden pequeñas guías en todos los idiomas con mapas y pequeñas explicación de cada estancia, costaba unos 2 euro. Además por todo el recorrido hay fotografías y exposiciones. Todo está en Ingles. También si tenías un poco de suerte el grupo de guías de españoles te irá encontrando, y de algo te enteras (solo hay que sintonizar la antena), pero sinceramente no hace falta ir con guía. Que por cierto son un incordio porque van grupos de 20-30 personas se paran y no dejan di pasar ni fotografiar ni ver nada tranquilo.

Decidimos ver Cracovia al siguiente para verlo todo con calma, así que hicimos noche en un hotel. Tengo que decir que para la economía de Polonia son un poco caros y no estaban a la altura del precio, pero también deciros que lo buscamos con prisa, segurísimo que habrá mejores.

En Cracovia, una ciudad preciosa, os digo lo mismo, hay muchas tiendas de suvenires, os aconsejo entrar en una y coger un mapa donde os guiarán por los monumentos. Tenéis que ver el Castillo Real, donde hay una leyenda de un dragón que por cierto es un símbolo de la ciudad. La Plaza del Mercado, una de las plazas medievales más grandes de Europa, donde en el centro hay una lonja con un montón de tiendas, y la torre del antiguo ayuntamiento, que a ciertas horas suena una melodía inacabada. Según la leyenda cuando Polonia fue atacada por los bárbaros el vigía de esa torre alertaba a la ciudad con una trompeta y mientras tocaba la melodía fue atravesado por una flecha dejando la canción inacabada.

Plaza del Mercado en Cracovia
Tampoco os perdáis la Catedral de Wewel, es una preciosidad, aunque no dejan hacer fotos, ni todas las Iglesias que hay alrededor.

Os digo algo muy curioso y es que aquí si se paga. Si quieres ver una Iglesia hay que pagar, el castillo, pagar, la torre, pagar, a no ser que sea como yo y te cueles en la catedral de Wewel porque no sabes el idioma y no tienes ni idea de lo que haces, te recorras toda la catedral y ha falta de ver el último rinconcito que me quedaba te pidan la entrada, sonrías, te des la vuelta y salgas por la puerta más cercana. Por cierto señor que me pidió la entrada, no me dejarías verlo de cerca pero desde donde estaba se veía perfectamente.

Por supuesto y para los más frikis como yo (si, aquí descubriréis mi lado friki), desde el Castillo Real tenéis que coger la calle Grodzka, que baja hasta la plaza del Mercado. ¡¡¡Esa calle es la CALLE!!! además de haber una cupcaketería (no creo que se diga así), donde he probado los mejores cupcake del mundo (Cupcakes Corner), está el bar más bonito, molón y mejor del mundo. Un bar de ¡¡¡HARRY POTTER!!! ¿Sabéis lo que es ir por la calle y en una puerta ver una Nimbus 2000 quedarte mirando y que de repente salga uno vestido de Gryffindor, ir, preguntar y que te diga que bajando unas escaleras hay un bar que se llama el Caldero Chorreante (Dziorawy Kociol en Polaco claro) ir, parecer que te estas metiendo en una cueva (incluso en una secta) ver una barra de Bar con la temática de Harry Potter y descubrir que en su carta ofrecen Cerveza de Mantequilla? ¡¡¡Es lo más alucinante que me ha pasado en la vida!!! no os puedo decir mi cara de felicidad, la cerveza buenísima, el lugar mágico, tenían un montón de juegos de mesas para poder jugar y una Nintendo con el juego de Mario Bros para pasar el rato. Claro está que nada más sentarme en la mesa saque mi cajita de música que compre unos minutos antes en la plaza del mercado con la melodía de ¡¡¡¡Harry Potter!!!! ¡Si, yo también creo que las fuerzas del destino hicieron que me comprara esa cajita para encontrar ese lugar, porque había pasado antes y no había visto nada!


Tenéis que tener en cuenta los horarios. Porque en cuando a horarios son muy raros. Allí amanece mucho antes y por consecuente anochece antes (amanecía a las 5 de la mañana) lo que da que tengan una vida más temprana. Te puedes encontrar comercios que abren a las 6 de la mañana y no cierran a las 9 de la noche y luego vas a ver un monumento y te fijas que hasta las 12 no abren y cierran a las 7. Y si estáis por los pueblos no esperéis mucha vida por la tarde. Normalmente a las 7 no ves a mucha gente y los comercios empiezan a cerrar. Por supuesto que en las grandes ciudades será diferente pero si queréis visitar algo enteraros antes de sus horarios.

Bueno si habéis llegado hasta aquí, después de todo este tostón, y todavía podéis ver (ahora mismo solo veo letras y palabras raras), deciros que si queréis saber algo más me lo preguntéis, porque sé que se me olvidan muchas cosas, ¡pero es que son tantas! os he querido contar lo más esencial y espero que os haya trasportado un rato a Polonia.
Os dejo la ultima foto, diréis que es una foto muy sosa pero ir entre pueblo y pueblo y encontrarte con un bosque mola.

Os recomiendo 100x100 el viaje. Volveré, segurísimo.
¡Nos vemos la semana que viene con nuevas recetas en el blog!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...